Pages Navigation Menu

Genera controversia el aumento en los salarios de peones rurales

La nueva escala salarial del peón rural con aumento del 24% en dos tramos, puso a la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) en alerta y movilización, porque la suba fue “arbitrariamente” decidida por el Gobierno.

También salió al ruedo la CAME, que había propuesto 22%, luego de que los representantes del sector empresario y del sindical no lograran consensuar una propuesta de incremento de las remuneraciones mínimas de los trabajadores rurales.

En un comunicado, explicó que ese porcentaje surgió no sólo del análisis de los distintos Convenios de Trabajo 2013 homologados ante el Ministerio de Trabajo, sino también del promedio efectuado entre estimaciones privadas respecto a la variación anual de costos. También señaló que la Federación de Organizaciones Nucleadas de la Agricultura Familiar (FONAF) coincidía con dicha propuesta.

En el ámbito de la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA) se determinó la nueva escala de valores que rige desde el 1 de octubre de 2013 y representa un aumento del 24% para el peón rural en dos tramos.

El primer incremento rige a partir del primero de octubre de este año con un 14% y el segundo entrará en vigencia en enero de 2014 con un 10%.

La Sociedad Rural pretendía un aumento del 26% en un pago, la Federación Agraria Argentina (FAA) ofreció lo mismo y, como opción, un 28% en dos tramos, explicó CAME.

Los porcentajes aumentan las cifras de la Resolución 103/12, mediante la cual la Comisión Nacional de Trabajo Agrario (CNTA) en noviembre del año pasado había aprobado un aumento en las remuneraciones del personal que se desempeña en explotaciones agrarias en tareas permanentes de manera continua o transitoria en el ámbito de todo el país.

Por esa disposición, el salario mínimo del peón rural era de 3580.85 pesos a partir del 1º de diciembre de 2012.

En tanto, la UATRE resolvió declarar el estado de alerta y movilización de los trabajadores rurales de todo el país, en rechazo al aumento salarial impuesto por el gobierno, del 14% de las remuneraciones del peón general, a partir de octubre, cuando el gremio pretendía el 30%.

La UATRE denunció “la permanente persecución política del gobierno nacional a los trabajadores rurales de la Argentina, y este salvaje ajuste salarial que fijó arbitrariamente el ministerio de Trabajo a través del ministro Carlos Tomada y el presidente de la CNTA por el estado, Álvaro Ruiz, que no contempla siquiera el incremento inflacionario anual cercano al 30%”.

“Asimismo dispuso reclamar el apoyo solidario de organizaciones gremiales nacionales e internacionales, ante lo que consideró un sostenido plan del actual gobierno, decidido a impedir la libre negociación salarial de los trabajadores y empresarios del sector agropecuario”, indicó la información.

Venegas recordó que “la Organización Internacional del Trabajo (OIT) intervino ante el gobierno nacional, denunciando una campaña persecutoria oficial contra mi persona, así como obstáculos al ejercicio de negociación colectiva en el sector rural”.

Fuente Imass

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *