Pages Navigation Menu

Por defender a un delincuente destrozaron una garita y apedrearon a efectivos policiales

garita

Un grupo de vecinos del barrio 40 Viviendas (ex Martín Fierro) agredieron a efectivos policiales de la comisaría 2°, cuando los uniformados pretendían detener a un sujeto que intentó robar en un negocio. El sujeto comenzó a resistirse a los gritos y como estaba a pocos metros de su casa, acudieron familiares, vecinos y amigos obligando a que los policías tuvieran que retirarse del lugar.

Pero la bataola no terminó allí, sino que ese mismo grupo luego retornó para destrozar la garita policial ubicada en la esquina de Güemes e Isthilart y efectivo de guardia tuvo que huir al sentirse amenazado en su integridad física.

En diálogo con Diario Río Uruguay, el subcomisario de Comisaria Segunda, Eduardo Gamarra, contó que en la dependencia se recibió un llamado “a las 4.15 (de este miércoles) que alertaba que dos personas, de las cuales aporto características físicas y de vestimenta, que intentaban ingresar a un local en calle Vélez Sarsfield  y Gualeguay,  así que el móvil se hizo presente y constató que ya habían cortado los candados de las rejas que tenía el comercio”.

Si bien los sujetos no se encontraban en el lugar del hecho, los efectivos policiales comenzaron la búsqueda logrando localizarlos en calle Saavedra y La Pampa. Según manifestó Gamarra “estos dos sujetos son conocidos en el ámbito delictivo, son de la zona y mayores de edad, así que se procedió a aprehenderlos, pero uno de ellos logró darse a la fuga. El otro fue aprehendido en el lugar”.

Cómplices solidarios con el delincuente

En ese instante en que los uniformados se disponían a trasladar al delincuente, “como estaba a escasos metros de su vivienda, en el barrio 40 viviendas, empieza a gritar, a pedir ayuda, a imponer resistencia a la autoridad”. Entonces, “salen vecinos, amigos y familiares en defensa del delincuente, exigiendo la liberación y arrojando piedras y elementos de todo tipo ante los efectivos”, detalló el Subcomisario.

Como los dos uniformados eran superados en número pidieron apoyo policial a las comisarias cercanas, quienes se hicieron presentes de inmediato pero la tensión en el lugar fue aumentando cada vez más. Ya que en un principio solo era un pequeño grupo, pero después eran más de 20 personas agrediendo al personal policial.

El delincuente y sus cómplices lograron finalmente el cometido, liberando a este individuo y resguardándolo en una de las casas, ya que “debido al constante ataque, no tuvimos otra que resguardar la integridad física de los efectivos y retirarnos del lugar”, reconoció Gamarra.

Pero aproximadamente  45 minutos después de ocurrido este hecho, se hizo presente en la mencionada comisaria el policía que había quedado en la garita de calle Saavedra y Isthilart, “en un estado nervioso, casi de shock”, según se señaló desde la propia fuerza. Relatando que unas 25 personas fueron hasta ese puesto de seguridad y empezaron arrojar piedras, por lo que para resguardar su integridad escapó del lugar.

“Situación que les dio tiempo para terminar de romper íntegramente la casilla policial  por completo, y cuando llegamos nosotros ya no había ninguna persona”, concluyó el titular de la Comisaría 2°.

Diario Río Uruguay

Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *